DISTINCIONES CONCEDIDAS

Trofeo FEB (Federación Española de Belenistas)

El Trofeo FEB lo concede la Federación Española de Belenistas a propuesta de cada una de las asociaciones que la componen y se entrega ininterrumpidamente desde 1966. La Asociación Belenista de Álava, integrada en la FEB el 6 de Marzo de 1988, propone la concesión de este trofeo a cualquier persona, física o jurídica, que se haya distinguido por la divulgación del Belén dentro del territorio histórico de Álava, por favorecer el trabajo de nuestra Asociación o por su labor a nivel nacional. Su entrega se realiza durante la celebración del Congreso Nacional Belenista del año de su concesión.

El palmarés actualizado es el siguiente:

AÑO PREMIADO
2021 José Alfonso Ruiz de Arcaute Cantera
2021 Beatriz González Mendívil
2020 Josetxu Ortiz de Zarate Ortiz de Pinedo
2019 Elías Madruga Andrés
2018 Pablo López Campos
2017 Mario Sánchez-Somoza González
2017 José Manuel Sánchez Fonseca
2013 Javier Musitu Echezarreta
2012 Cofradía de Nuestra Señora la Virgen Blanca
2010 Luis A. Bastida González de Viñaspre
2009 Pedro Pablo González Mecolay
2008 José Luis Ramos Gómez
2007 Comunidad de Padres Carmelitas de Vitoria-Gasteiz
2006 Excelentísima Diputación Foral de Álava
2005 Eduardo de No Lengarán
2003 Ricardo Rodríguez Santos
2000 Pedro María Gómez Valdecantos
1998 Maribel Simón Díaz
1997 Luis María Sánchez Iñigo
1993 Cortejo Navideño de Sarria
1992
Excelentísimo Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz
1991
Belén de Santa María de Laguardia
1990
Pastores de Labastida
1989
Félix Alfaro Fournier
1988
Padre Juan Cruz Apodaca Ortiz de Guinea, OCD

Trofeo Padre Juan Cruz Apodaca

El trofeo Padre Juan Cruz Apodaca, creado por la Asociación Belenista de Álava en 2008 con el nombre de Trofeo ARABELÉN, se concede anualmente a un socio o colaborador de la misma por su labor para la consecución de los fines de la Asociación. Su entrega se realiza el día del Pregón de Navidad del año de su concesión.
Las candidaturas a este premio deben ser propuestas por, al menos, tres socios de nuestra Asociación, e irán acompañadas de un escrito con la exposición de motivos de dicha proposición. La recepción de candidaturas se hará durante el mes de Noviembre del año en curso, debiendo estar en poder del Secretario de la Asociación antes de las 00:00 horas del día 1 de Diciembre. La Junta Directiva tomará la decisión final sobre la concesión del Trofeo Padre Juan Cruz Apodaca en la primera reunión ordinaria que celebre tras el citado 1 de Diciembre.
El listado de personas que, hasta el día de hoy, han sido merecedoras de tal galardón, que hubiesen sido muchos más de no existir la limitación de dar solamente uno por año, es el siguiente:

 

AÑO PREMIADO
2019 Pablo López Campos
2018 Beatriz González Mendívil
2018 Pedro Pablo González Mecolay
2016 Peli Fernández de Romarategui Lanas
2015 Marisa Pérez Palencia
2014 Tomás Urbina Esteban
2013 José Manuel Sánchez Fonseca
2012 Manuel Estrella Navas
2011 Luis Bastida González de Viñaspre
2010 Rosario Marina López
2009 Javier Musitu Echezarreta
2008 Eduardo López de Alda Eguinoa

DISTINCIONES RECIBIDAS

Año 2001
DISTINCIÓN LANDÁZURI

La Asociación Belenista de Álava fue galardonada en el año 2001 con la Distinción Landázuri en su modalidad colectiva, Premio concedido por la Sociedad Landázuri.

La Sociedad Landázuri, fundada en 1992, toma su nombre de Joaquín José de Landázuri, importante historiador e ilustrado alavés del siglo XVIII.

Pretende sensibilizar a la sociedad en los beneficios de conocer y conservar sus señas de identidad y los valores de la convivencia. Le preocupa la destrucción del entorno que habitualmente acompaña al ciego desarrollismo urbano e industrial, cuando se efectúa sin el más mínimo respeto al estilo arquitectónico propio, al paisaje o incluso a la historia, como ocurre por desgracia en gran número de ocasiones.

La Sociedad Landázuri es conservacionista, no conservadora, alejada de intereses de partido y de confesiones religiosas, aunque considera que las tradiciones, los ritos y la historia de su país son un legado digno de preservar y difundir.

A pesar del profundo respeto a las Instituciones y su colaboración frecuente en objetivos comunes, es crítica con algunas de sus actuaciones.

La Sociedad Landázuri creó en 1992 la Distinción Landázuri con la intención de premiar cualquier tipo de actividad destacable en el ámbito de la cultura alavesa.

Consiste en la entrega de una pequeña escultura, diseñada por Armando Llanos, que quiere simbolizar el intento de armonización entre la cohesión del grupo, identificado con su cultura y su origen, y su apertura al mundo general de las ideas y del espíritu.

Hay dos modalidades: individual y colectiva. De este modo, se puede tener en cuenta tanto el esfuerzo de la persona como de los grupos que trabajan unidos con un mismo fin loable.

La Sociedad Landázuri siempre intenta premiar a aquellos que realizan un trabajo callado, honrado y perseverante, que redunde en el bienestar o la cultura de todos los alaveses.

Los motivos que han llevado a la Sociedad Landázuri a la concesión de la Distinción Landázuri en su modalidad colectiva a la Asociación Belenista de Álava son los siguientes:

“La Asociación Belenista de Álava lleva a cabo una labor enorme para fomentar esta afición, que es también tradición, de origen napolitano como es sabido. Inició sus pasos en 1974, organizando para la antigua Caja Municipal de Vitoria (hoy Caja Vital Kutxa) el concurso de belenes, hasta que el año 1986 puso en marcha la exposición de nacimientos en el claustro de los Padres Carmelitas, en la calle Manuel Iradier, que por término medio visitan 32.000 personas.

El belén del convento se venía montando desde hace más de un siglo. Pero hacia 1964 se interrumpió esa costumbre, hasta que se reanudó, por iniciativa del Padre Juan Cruz Apodaca, contando con la ayuda de la Asociación Belenista. La colaboración no pudo ser más fructífera. En 1985 se expuso allí mismo un monumental nacimiento, a cargo de Pedro Pablo González Mecolay, persona a la que se debe el alto nivel artístico de las obras de estos años.

No se ha limitado a ello el trabajo de la Asociación. Se le debe igualmente la organización desde 1988, del Pregón de Navidad. Además, hay un concurso de belenes y eslóganes de Navidad, en el que han participado hasta ahora más de 3.500 escolares.

También imparte cursos, abiertos a todo el mundo, para enseñar técnicas de belenismo. Esto y mucho más lo podemos leer en el Boletín que se publica con una periodicidad de cuatro números al año, para recoger y divulgar actividades, tradiciones navideñas de Álava, etcétera. Terminaremos diciendo que la Asociación Belenista despliega su labor también en organismos supraprovinciales y que ha llevado nuestros belenes a encuentros internacionales como los de Madrid (1992) y Pamplona (2000).

Felicidades, pues, a la Asociación Belenista de Álava, que tanto ha hecho por la continuidad de esta hermosa tradición.”

Desde la Asociación Belenista de Álava, agradecemos sinceramente la concesión de esta distinción.